Tarta de queso, galletas y miel sin horno

 ¡Hola cocinillas! Bienvenidos a Recetas Fácil con Bela hoy os traigo una receta súper rica Tarta de queso, galletas y miel, se hace sin horno.

El queso que utilizo es un requeixo que es típico de Galicia, mi tierra querida! pero puedes utilizar queso de untar, queso crema, requesón o ricota.

El contraste del toque ácido del queso con la crema y ganache de miel hacen que la tarta sea muy rica!! A mí me gusta tomarla bien fría de la nevera pero si quieres puedes tomarla del tiempo.

A continuación os voy a enseñar a preparar esta receta con todo el paso a paso y todos los trucos para que te salga perfecta.

Te invito a que te suscribas a mi canal de YouTube que es gratis y tengo un montón de recetas ricas y fáciles. 

Si me quieres ayudar COMPARTE para que pueda llegar a más gente. Gracias!!!

Tarta de queso, galletas y miel sin horno

Ingredientes:

Nata montada de miel

2 hojas o láminas de gelatina 

80ml de nata 35%mg o crema para batir

90g de chocolate blanco

50g de miel

110ml de nata fría

Base de galletas

200g de galletas maría o digestive

100g de mantequilla sin sal

Crema Mousse de Queso

500ml de nata 35%mg o crema para batir (bien frío de la nevera)

500g de requeixo, es un queso típico de Galicia pero lo puedes sustituir por queso de untar o queso crema, requesón, ricota.

6 hojas o láminas de gelatina 

100g de leche condensada

Crema de miel

30g de yemas de huevo

35g de azúcar

50g de miel

150g de nata 35% mg o crema para batir (caliente)

3 hojas o láminas de gelatina 

Una pizca de sal fina



Elaboración:

  • Ganache montada de Nata y miel 

  1. Vamos a hidratar la gelatina para ello ponemos en un plato hondo agua fría y unos cubitos de hielo (opcional) introducimos las láminas y lo dejaremos unos minutos hasta que se hidraten y estén blanditas.
  2. En un bol derretimos el chocolate blanco a baño maría o en el microondas cada 20 segundos, removemos, 20 segundos, removemos hasta que esté derretido.
  3. En un cazo vamos a poner a fuego medio 80ml de nata o crema para batir y lo dejamos hasta que empiece a hervir, bajamos a fuego lento e incorporamos la gelatina que hemos hidratado y tendrá que estar bien escurrida (la apretamos bien con la mano), removemos hasta que se disuelva.
  4. Ponemos la nata caliente sobre el chocolate derretido y mezclamos.
  5. Incorporamos 110ml de nata que estará fría de la nevera y la miel, mezclamos.
  6. Con la ayuda de una batidora batir, tapamos con film transparente que toque la mezcla y reservamos en el frigorífico (nevera) un mínimo de 6 horas.

  • Forramos el molde y hacemos la base de galletas

  1. El molde que utilizo es 20cm (8 inch) de diámetro y 8 cm de alto, desmoldable, queda una tarta alta. Si la quieres más baja puedes usar un molde con un diámetro mayor, siempre desmoldable.
  2. Forramos la base del molde con papel de hornear (le pongo un disco redondo a la medida, tomando de referencia la base del molde, con ayuda de un lápiz dibujo el contorno y después lo recorto) pero antes le pongo un poquito de mantequilla en la base del molde para que quede bien pegado. 
  3. En los laterales le pongo acetato porque la tarta quedará más profesional y mejor definida pero si no tienes no pasa nada, puedes ponerle papel de hornear o nada. Cuando le pongo acetato NO le pongo mantequilla en los laterales, sólo un poco para pegar los extremos del acetato al molde porque si le pongo mantequilla por todo después el acetato queda pegado al molde y en mi caso  como voy a utilizar un molde desmoldable por debajo no resbalaría y haría presión en la tarta.
  4. Una vez listo el molde trituramos 200g de galletas con la ayuda de una picadora, thermomix o sino tienes no pasa nada! Las pones en una bolsa de plástico la cierras bien y con la ayuda de un mazo o rodillo vas aplastando hasta que esté bien triturado.
  5. Pasamos las galletas trituradas a un bol y le añadimos 100g de mantequilla pomada o incluso un punto más, lo que hago es sacar la mantequilla y dejarla tapada a temperatura ambiente (en este punto se podría añadir que está perfecta) pero le doy 20 segundos en el microondas y se lo añado a la galleta verás que está más blandita pero no está derretida. Hay quien la pone derretida pero a mí me gusta más así.
  6. Con la ayuda de una espátula vamos mezclando bien, aplastado y mezclando.
  7. Una vez lista la ponemos en la base del molde y la adaptamos bien, aplastando bien para que quede igual de uniforme por todos los lados y quede compacta.
  8. Reservamos en la nevera.

  • Crema Mousse de Queso

  1. Hidratamos 6 hojas de gelatina de la misma manera que hemos hecho anteriormente.
  2. En un cazo a fuego medio calentamos 100ml de nata o crema para batir, una vez que empiece a hervir le añadimos las 6 hojas de gelatina que hemos hidratado y escurrido bien, bajar a fuego lento y mezclar hasta que se disuelvan, apagar el fuego.
  3. En un bol pequeño tenemos 100g de leche condensada y le vamos añadiendo la mezcla caliente de nata o crema para batir con la gelatina disuelta, mezclamos, reservamos.
  4. Con la ayuda de unas varillas eléctricas vamos a montar 400ml de nata o crema para batir hasta que esté ligeramente montada, sin que llegue a montarse por completo. Empezaremos a velocidad media y cuando empiece a coger textura subimos a velocidad máxima. Lo ideal es que el bol, las varillas y la nata estén bien fríos de la nevera, reservamos.
  5. Batimos un poco el queso o otro tipo de queso que hemos comentado en los ingredientes lo podemos batir de forma manual o con la ayuda del robot (en la kinchenaid con la pala) y le añadimos la mezcla que tenemos reservada de la leche condensada, la nata y la gelatina, mezclamos un poco, ahora le vamos a pasar la batidora.
  6. Juntamos las 2 preparaciones, mezclamos bien.
  7. Sacamos la base de galletas de la nevera y le añadimos la mezcla, alisamos bien. Cogemos el molde con las 2 manos y le damos un par de golpes secos contra el mesado para que la masa se asiente.
  8. Cubrimos la tarta con film transparente que toque la crema.
  9. Reservamos en la nevera 6 horas para que se cuaje.

  • Crema de miel

  1. Mezclamos 30g de yemas de huevo con 35g de azúcar granulado, una vez que se añaden las yemas hay que batir inmediatamente.
  2. En un cazo vamos a calentar 50g de miel hasta conseguir un color ámbar oscuro, apagamos el fuego y añadimos poco a poco 150g de nata o crema para batir caliente, vamos batiendo con la ayuda de un batidor manual, esta mezcla la vamos a verter poco a poco en forma de hilo a las yemas con el azúcar, no lo hacemos al revés porque se nos podría cocinar las yemas.
  3. Llevamos esa preparación a un cazo al fuego, cocinamos hasta los 82º, no llega a hervir, apagamos el fuego y le añadimos 3 hojas de gelatina hidratada y escurrida (ya lo hemos visto más arriba como se hacía), una pizca de sal fina, remover hasta que esté todo disuelto.
  4. Lo ponemos en un bol y lo dejamos enfriar aproximadamente entre 25 a 28º para después podérselo añadir a la tarta que tenemos en la nevera.
  5. A media que va enfriando se va espesando.

  • Añadimos la crema de miel a la tarta

  1. Mi tarta lleva 2 horas en la nevera entonces ya está cuajuada, le quito el film transparente y con la ayuda de un tenedor hacemos  líneas superficiales por toda la superficie de la tarta (es para que se agarre la crema de miel.
  2. Añado la crema de miel, le damos un golpe en seco contra el mesado y si fuera necesario nos ayudamos de la espátula para que llegue bien a los bordes, ponemos film transparente que no toque la crema y guardamos en la nevera unas 4 horas.

  • Montar la ganache de miel

  1. Sacamos la preparación de la nevera que está bien fría, con la ayuda de unas varillas eléctricas montamos la ganache, lo pasamos a una manga pastelera que tendrá una boquilla para hacer una decoración.

  • Decoración de la tarta

  1. Sacamos la tarta de la nevera, le quitamos el film transparente y la desmoldamos.
  2. Le quitamos el acetato del alrededor y decoramos la al gusto con la ganache montada de miel, yo la decoré en forma de gotas y después le dejé caer por encima, un poco de miel en forma de hilo fino.
Ahora ya se puede degustar pero mi recomendación es que lo dejes media hora en la nevera para que se asiente bien la ganache montada miel, particularmente a mí me gusta tomarla bien fría pero si quieres puedes tomarla del tiempo.

Y lista para comer!! Mirad que pintaza!! 


Pueden ser de tú interés las siguientes vídeo-recetas, Tartas deliciosas:




Nos vemos en la siguiente receta! Besitos
Recetas Fácil con Bela 💕

CONVERSATION

10 comentarios:

  1. Bela que rica
    tarta de queso sin horno crema de miel
    Me ha encantado la tengo que hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola seguro que te encanta! La combinación del queso con la crema de miel es brutal!

      Eliminar
  2. Espectacular esa tarta de queso y galletas. Me encantan este tipo de postres que no necesitan horno. Quedan geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! A parte en verano se agradece no encender el horno. Un beso

      Eliminar
  3. Que delicia de tarta y que bonita presentación para una tarta de queso sin horno, lo mejor..que no necesita horno!! Y esa crema de miel tiene que dar un contraste excelente, gracias!

    ResponderEliminar
  4. Me parece una pasada esta receta de tarta de queso sin horno, sencillamente espectacular. Y me ha encantado la crema de miel. En resumen, ahora mismo me comía para empezar la mitad.
    Muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose! Cuanto me alegra que te guste, es una receta rica y fácil sólo hay que seguir los pasos y listo para comer! Un beso grande

      Eliminar
  5. Una delicia de tarta de queso sin horno, que facilita muchas veces, y con ese acabado que le da la crema de miel para los golosos una delicia. Un saludo

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de vuestros comentarios y me ayuda a seguir hacia adelante, gracias por dedicarme unos segundos de vuestro tiempo, que para mi es oro.

SUBIR